8 de marzo, las mujeres paramos ¿Por qué?

En el Día Internacional de la Mujer, las mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries volvemos a parar y a movilizarnos con el reclamo de medidas concretas y eficaces para ponerle fin a la violencia machista. 

Este 8M, está marcado por una pandemia que nos mostró como nunca las desigualdades cotidianas, profundizadas por la violencia de género y su expresión más cruel: los femicidios.  

Entre el 20 de marzo (día en que la cuarentena se decretó) y el 31 de julio de 2020 según datos oficiales, se realizaron un promedio de 263 llamados diarios a la línea 144 que atiende las denuncias de violencia de género; en el mismo período de 2019, el promedio de llamados diarios fue de 196, un 25% menos. 

Es evidente y así los datos lo demuestran, que la violencia recrudeció, en el contexto de una cuarentena y aislamiento obligatorio y por la particular situación de convivencia con las personas violentas. 

El 2021 también encendió la alarma y nos movilizó. Según el último relevamiento del Observatorio de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) en Argentina muere una mujer cada 30 horas por femicidio. Solo este año hubo 60 femicidios, a los que se suman las situaciones de travesticidios y crímenes de odio. 

Es por esto que en este #8M la consigna más importante se vincula a los femicidios y a la necesidad de reformar las instituciones judiciales y policiales para hacer frente a esta amenaza, que lleva como exigencia central la sanción de una ley de Emergencia en Violencia de Género. 

El eco de las mujeres de Chicago

 En el 8M se conmemora la muerte de 129 mujeres en la fábrica Cotton de Chicago en 1908, durante una huelga iniciada para exigir una jornada laboral de 8 horas, una remuneración igual a las de sus compañeros varones y condiciones dignas de trabajo.

De aquel hecho pasó más de un siglo y hubo cambios significativos en la forma de trabajar, pero desde el movimiento feminista nunca dejamos de poner el eje de la lucha en el cumplimiento de esas demandas. 

 Según datos del Ministerio de Economía de la Nación ganamos en promedio un 30% menos que los hombres y seguimos sufriendo mayores niveles de precarización y desempleo. Según la OIT, en 2018, el 25% de las mujeres en edad laboral declararon no estar disponibles para el empleo por estar dedicadas al trabajo de cuidados no remunerado.

El reconocimiento del trabajo reproductivo condenado a ser gratuito, desvalorado y obligatorio, el que recaen sobre nuestras espaldas e impactan en nuestras posibilidades de estudiar, trabajar, de tener tiempo de disfrute.

 El Cupo Laboral Travesti trans es otra de las demandas centrales. El año pasado el Poder Ejecutivo Nacional dictó un decreto que estableció el Cupo Laboral Travesti Trans en el sector público nacional. En el mismo sentido se reglamentó en Santa Fe la ley que había sido sancionada el año anterior. Sin embargo, nuestra provincia tiene una deuda con su efectiva aplicación, ya que a más de seis meses del anuncio de la reglamentación, la misma está aprobada en 14 municipios y comunas, pero solo en la ciudad de Santa Fe se efectivizaron ingresos. 

 

Salud sexual y reproductiva, hoy más que nunca

En argentina volvemos a parar por aborto legal, seguro y gratuito, porque la marea verde no se detiene y hoy mas que nunca exigimos al Estado la efectiva aplicación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. 

Durante estos meses posteriores a la sanción de la ley, vimos cómo algunos gobiernos y organizaciones anti derechos intentaron por medio de acciones judiciales frenar la aplicación de la Ley de IVE en varias provincias del país. Es por esta razón, que el reclamo de la efectiva aplicación de la misma es una de las banderas mas importes  del movimiento feminista. 

 Para que los derechos sexuales y reproductivos se efectivicen es necesario que se cumpla también la Ley de Educación Sexual Integral, que a 15 años de haber sido sancionada tuvo escasos avances en su implementación y está lejos dar solución a las problemáticas por las cuales fue aprobada. 

 Un nuevo #8M nos encuentra luchando por nuestros derechos, movilizando y en las calles.

Paramos en un contexto de pérdida de empleos, de precarización de nuestras vidas, de aumento de pobreza y de una violencia machista que nos mata dia a dia. Paramos porque libres y vivas nos queremos. 

Marchamos

Rosario: Plaza San Martín – 17:00hs

San José del Rincón: Plaza 8 de marzo – 17:00hs

Santa Fe: Caravana desde Canal 13 – 17:00hs

Venado Tuerto: Plaza San Martín – 17:30hs

Rafaela: Plaza 25 de mayo – 18:00hs

Cañada de Gómez: Balcarce y españa – 19:30hs

Alcorta: Plaza Belgrano – 19:30hs